6 recomendaciones para crear una infografía increíble para tu empresa

Las personas son extremadamente visuales, y no debes ignorar esto cuando se trata de marketing digital. En este sentido, y para facilitar aún más la comunicación con tu audiencia, puedes utilizar algunas estrategias a tu favor, como hacer una infografía — una representación visual que une pequeños textos con figuras y esquemas para explicarle un determinado tema al lector.

6 recomendaciones para crear una infografía increíble para tu empresa | E-goi

Esta combinación de elementos hace mucho más fácil la lectura y, en consecuencia, el entendimiento acerca de cualquier tema, especialmente los más complejos. La concepción de este tipo de contenido es simple, pero, puede ser un verdadero desafío, debido a que se necesita mezclar un diseño atractivo con una escritura que, a pesar de breve, debe ser de calidad.

Pensando en esto, el objetivo de este posteo es mostrarte cómo hacer una infografía increíble. ¿Quieres aprender? ¡Mira!

1. Repasemos los principales componentes de una infografía

El principal objetivo de este modelo de contenido es esquematizar y resumir informaciones complejas, transformándolas en íconos, formas e ilustraciones que explican el tema tratado simplificando su comprensión. Los principales elementos son:

  • gráficos y formatos — considera esta opción si fueras a transmitir datos, como los de una encuesta;
  • textos — cambia tramos largos o complicados por frases, tópicos y párrafos cortos que favorezcan una rápida lectura;
  • tipografía — es importante para la legibilidad del contenido, por lo tanto, una sugerencia es optar por dos fuentes diferentes que sean de fácil lectura;
  • colores — orientan el orden de la lectura, por eso, debes tener cuidado para no dificultar la comprensión y despertar sentimientos negativos en el lector;
  • respiro — son las partes sin ningún tipo de elemento, ya sea escrito o visual, y están para no cansar los ojos de quien lee.

Especialmente, recuerda que la cantidad de textos e imágenes debe ser proporcional y que es necesario tener a todos los elementos de acuerdo con la identidad visual de tu marca para no generar conflicto de estilo entre los materiales.

2. Define los objetivos

¿Cuál es tu objetivo con la infografía? ¿Aumentar el tráfico en tu sitio? ¿Captar nuevos leads? ¿Reforzar la identidad de tu marca? Haber determinado esto es fundamental para dar los primeros pasos en la concepción del material.

Además, también necesitas saber a quién está dirigido el contenido, esto es, definir la persona de tu negocio. De esta manera, resulta más fácil trazar el tipo de abordaje, lenguaje y efectos visuales a utilizar para crear tu herramienta de comunicación.

¿Ya sabes con quién vas a hablar por medio de la infografía de tu empresa? Entonces, este es el momento de definir cuál duda deberá subsanar tu contenido, o sea, decidir sobre qué deseas abordar y reflejar sobre su relevancia para el usuario. Entiende, no obstante, en qué eso es diferente de aquello que deseas tener como retorno.

Una vez delimitadas estas informaciones, podrás elegir las mejores alternativas de plataformas para difundir tu contenido, lo que te proporcionará una mayor participación y reconocimiento por parte del público.

3. Investiga sobre el tema que abordarás

¿Buscar explicar algo complicado de manera simple, pero, aun así, garantizar que tu infografía sea un material rico? Busca conocimientos profundos y actuales sobre el tema a abordar — preferentemente, en fuentes confiables.

No te sujetes a una determinada información. Recoge todo lo que consideres importante para la producción de tu contenido, llena páginas de datos y pon en tus favoritos cuantos sitios de internet quieras, ya que todo eso te servirá para hacerte más conocedor sobre el tema.

Aproveche esta etapa del proceso para comparar y controlar la credibilidad de las informaciones recolectadas. De esta forma, podrás desagregar algunas referencias, seleccionar los mejores datos o números buscados y comenzar a redactar los textos que compondrán tu infografía.

4. Elige el formato de tu infografía

¿Sabías que la infografía la puedes crear en formatos diferentes? Por otra parte, la utilización de estos modelos puede darse según las necesidades de tu empresa y el perfil de tu persona. ¡Conoce las opciones!

Estático

Formado, generalmente, por textos cortos e imágenes, el modelo estático de infografía es ideal para exponer informaciones simples, pero nada impide que se utilice para explicar conceptos más complejos. Sin embargo, la pieza debe usar sabiamente los colores y esquemas en su layout para guiar la lectura y no comprometer la comprensión del usuario.

Interactivo

Este tipo de infografía presenta elementos — como títulos para hacer clic, menús, etc. — que le permiten al lector interactuar con el contenido mientras asimila los datos, generando un alto grado de compromiso con las informaciones.

Animado

Las infografías animadas son producidas en formato de video de animación o Graphic Interchange Format (GIF). Este modelo de contenido es muy atractivo y cuenta con más potencial para compartirlo a causa de su carácter explicativo, lo que la hace ideal para temas más complejos.

5. Haz un esbozo

Ya sabes cuál es tu objetivo, a quién está dirigido el material, los canales a utilizar, el tema a tratar y el modelo de tu infografía. Este es el momento, entonces, de hacer un esbozo de tus principales ideas.

Siendo así, realiza pruebas hasta determinar el lugar de cada texto y el elemento visual en el esquema, definiendo, de esa forma, la jerarquía de las informaciones, estilo y demás particularidades que garantizarán la asertividad de tu contenido.

Durante el esbozo, no te preocupes con la apariencia. Haz garabatos con un bolígrafo en una hoja de papel y dale rienda suelta a la creatividad. La prioridad aquí es esquematizar las ideas y ordenar los temas y los tópicos que serán presentados.

6. Divulga la infografía de forma eficiente

Hiciste un trabajo atractivo y quieres ser recompensado por eso, ¿verdad? La infografía puede ser la herramienta perfecta para llevar al usuario a la siguiente etapa del embudo de ventas, siempre provisto de una llamada a la acción (CTA) encantadora, capaz de estimular al lector a establecer relaciones duraderas con tu marca.

La construcción de una landing page incorporada a tu infografía es otra forma de potenciar tu estrategia. Ten en mente, no obstante, que es indispensable desarrollarla con un layout responsivo, priorizando elementos de diseño atractivos, usabilidad y funcionalidad.

Con relación a la divulgación, una recomendación es aprovechar al máximo el potencial de las redes sociales insertando botones para compartir induciendo a la dinámica con los lectores. Y recuerda: este material tiene excelentes resultados en este rubro.

¿Viste que es muy simple? Ahora ya sabes cómo hacer un infografía distintiva, que potenciará la estrategia de marketing de tu empresa, atrayendo leads, generando tráfico, nutriendo relaciones o, incluso, proponiendo una venta.

¿Te gustó el posteo? Y ahora, ¿cuál tema pretendes tratar en tu infografía? ¡Deja un comentario!

  ¿Cómo acertar en el tono de voz de la marca en las redes sociales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.