¿Consigues 65% de tasa de apertura en tus envíos de email?

¡No es errata! Uno de nuestros clientes obtuvo 65% de aperturas en los emails que ha enviado. Y no son totales, ¡sino únicas! Además, es un promedio a lo largo de varios envíos y no solamente un pico.

¡Impresionante! ¿Cómo es posible?

La clave es siempre el interés que el contenido de tus emails despierta en las personas que los reciben (es decir, la reactividad, también conocida como “engagement”). Tenemos cientos de clientes con un promedio de 50-60% de aperturas únicas, pero son a menudo grandes marcas o blogueros con montones de seguidores fidelizados a lo largo de muchos años. Lo realmente interesante en este caso (sobre todo para los emprendedores y startups) es la rapidez y habilidad con que lo ha conseguido uno de nuestros clientes.

¿Quién es?

Se llama Caio Henrique Teodoro, es emprendedor brasileño y ha creado el sitio web PromoB. A Caio le encanta arquitectura en 3D, así que decidió crear un catalogo de cursos prácticos online gratis para ayudar a todos aquellos que estén interesados en este tema. El sitio es muy simple: los visitantes eligen su curso, se inscriben (a través de un formulario E-goi integrado en un plugin de WordPress) y reciben una secuencia de emails con cada clase, así como algunos consejos personales de Caio.

Hasta ahora todo normal. Es solamente una secuencia de auto-respuestas. Como los suscriptores tienen interés en el curso (la suscripción necesita confirmación vía doble opt-in), la tasa de apertura inicial será siempre buena, pero a Caio le gustaría que el interés de los suscriptores aumentase durante el curso (pués lo normal es que se reduzca). Aquí viene la jugada maestra.

Qué método ha utilizado?

Al contrario de la mayoría de los emprendedores, que programan su auto-respuesta y la secuencia de mensajes solamente una vez sin cambiarla jamás, Caio ha analizado todos los días los resultados de cada secuencia y probó innumerables asuntos, combinaciones y secuencias diferentes para descubrir cual le resultaba mejor.

Después de 6 meses de pruebas y unos 15 000 emails enviados, esta es la conclusión:

  • 1) Asuntos de email más eficaces (han obtenido por encima de 60% de aperturas únicas): – Necesito pedirte perdón – Mala noticia – Me han engañado – Comunicado importante – ¿Conoces esa técnica?
  • 2) N.º de emails que los suscriptores suelen recibir en la secuencia hasta alcanzarse esta tasa: 5
  • 3) Tasa de clics únicos necesaria para complementar estas aperturas: 60% o más (Caio obtuvo un 72% de clics en promedio, lo que comprueba que a los suscriptores les ha gustado mucho el contenido de cada email)

¿Algún consejo más?

Sí. Según Caio, una otra técnica muy provechosa es enviar un email con excelente contenido y alto valor por la mañana y enviarlo otra vez al día siguiente, pero solo para los suscriptores que no hayan abierto ese email el día anterior. Haz el mismo al 3.º día, pero solo para quien no lo haya abierto el 2.º día y así sucesivamente durante una semana. Ese correo que reenvías debe tener un asunto ligeramente distinto (prefijado con “RE” o “Fwd”) y un pequeño texto en el encabezado que pregunte a los suscriptores si han tenido oportunidad de leer tu email de ayer.

Así lo transformas en un recordatorio personal, muy útil para maximizar las posibilidades de que los suscriptores que reciben muchos mensajes diarios no se olviden de la tuya. E-goi te puede crear este recordatorio automáticamente.

¿Y cuáles fueron los asuntos de email menos eficaces?

Estos: “Hola, echa un ojo a estos consejos”, “No te pierdas esta clase con un gran experto”, “Increíble promoción relámpago” y “Cómo usar el programa X”. La tasa de apertura fue inferior al 30%.

Hmm, a mí eses asuntos (incluso los más eficaces) me parecen “sospechosos”, como si me dieran gato por liebre. ¿Seguro de que no será arriesgado usarlos?
Cualquier asunto osado e informal es un riesgo. Por eso es fundamental que el contenido de tu email complemente perfectamente el asunto y cumpla las expectativas. Si tu email dice “Necesito pedirte perdón”, asegúrate de que tienes el mejor motivo de mundo para hacerlo. Cuanto más seas honesto y hables con franqueza con tu público, mejor reactividad tendrás. Si no lo haces, te espera un desastre como este.

¿Cuál es la lección que el caso de Caio enseña a emprendedores y startups?

¡Nunca pares de probar! Crea ciclos de venta ligeramente diferentes (asunto, contenido, secuencia), utiliza segmentos y etiquetas (tags) para fragmentar tu lista de suscriptores en grupos pequeños (50 personas) y prueba cada ciclo con un grupo separado, comparando los resultados.

Lo puedes hacer manualmente o a través de nuestras pruebas A/B automáticas. Incluso después de que consigas el 65% de aperturas (¡felicidades! :), sigue observando diariamente tus resultados y permanece atento a todo lo que puede optimizarse. ¡Recuerda que siempre hay oportunidad de mejorar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.